Cargando contenido

Cuando una persona tiene tuberculosis pulmonar y tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire, propagando la enfermedad.

Cuando una persona con tuberculosis tose expulsa bacilos tuberculosos al aire, propagando la enfermedad.
La tuberculosis es posiblemente la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo.
Foto: Ingimage

La tuberculosis es una enfermedad causada por la Mycobacterium Tuberculosis, una bacteria que casi siempre afecta a los pulmones, y que se transmite de persona a persona a través del aire.

La tuberculosis es posiblemente la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo que, aunque se da predominantemente en los pulmones, puede afectar también el sistema nervioso central, el sistema linfático, el sistema circulatorio, el sistema genitourinario, el aparato digestivo, los huesos, las articulaciones e incluso la piel.

¿Cómo se contagia?

Es una enfermedad infecciosa y muy contagiosa. Cuando una persona que tiene tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire, propagando la enfermedad.

¿Cuáles son sus síntomas?

· Tos intensa por más de 15 días

· Dolor en el pecho

· Tos con sangre o flema

· Debilidad o fatiga

· Pérdida de peso

· Falta de apetito

· Escalofríos

· Fiebre

· Sudor durante la noche

¿Cómo tratar esta enfermedad?

La enfermedad de tuberculosis es curable mientras se detecte a tiempo y se complete el tratamiento. Se puede tratar tomando varios medicamentos durante un periodo de 6 a 9 meses.

Durante las primeras dos o tres semanas del tratamiento, es preciso que el paciente se mantenga aislado en una habitación, que deberá ser ventilada varias veces al día y permanecer con la puerta siempre cerrada para evitar la diseminación de las bacterias a otras estancias de la casa. Los contactos personales deben ser breves y limitados; y todo aquel que entre en contacto con el enfermo deberá llevar mascarilla, para evitar inhalar las bacterias presentes en el aire. En el exterior no hay riesgo, siempre que se mantenga una distancia prudencial.

Sobre la prevención

Se previene mediante una vida sana e higiénica, identificando oportunamente a los enfermos y asegurando su curación para no contagiar a otras personas, principalmente por medio de la vacunación con vacuna BCG.

Medidas preventivas

· La persona infectada debe protegerse siempre que tosa con pañuelos desechables.

· Lavado de manos después de toser.

· Ventilación adecuada del lugar de residencia.

· Limpiar el domicilio con paños húmedos.

· Utilizar mascarilla en zonas comunes.

· Restringir visitas a personas no expuestas a la enfermedad.

· Garantizar adherencia al tratamiento.

· No fumar. El cigarrillo no causa tuberculosis, pero sí favorece el desarrollo de la enfermedad.

Preguntas frecuentes

¿Qué hacer si ha estado en contacto con un paciente de tuberculosis?

Si una persona ha estado durante un tiempo prolongado en contacto con un paciente de tuberculosis, debe acudir al médico y exponerle el caso. Los síntomas (o la ausencia de los mismos), la radiografía de tórax, y ciertas pruebas sencillas, como la de la tuberculina, indicarán al médico si ha contraído la bacteria y si requiere tratamiento preventivo para evitar la infección.

¿Cuándo se puede hablar de una tuberculosis pulmonar contagiosa?

Se habla de una tuberculosis pulmonar contagiosa cuando la enfermedad está tan avanzada en los pulmones que la persona enferma expulsa bacterias de la tuberculosis cuando tose (y estornuda). En este estadio de la enfermedad es cuando el paciente puede transmitir la tuberculosis y contagiar a otras personas.

¿Quién tiene riesgo de contagio?

Riesgo de contagio tienen aquellas personas que han estado en contacto muy estrecho (varias horas en las mismas dependencias) con una persona enferma de tuberculosis pulmonar contagiosa.

He estado en contacto con una persona enferma de tuberculosis no pulmonar, ¿qué debo hacer?

No tiene que hacer nada porque no hay ningún peligro para usted. Estas formas de tuberculosis no son contagiosas, porque la persona no expulsa bacterias de la tuberculosis a través de las vías respiratorias.

Estoy vacunado. ¿Puedo aun así contagiarme?

Sí, porque las vacunas que se aplicaban contra la tuberculosis (BCG) en el pasado ofrecían solo una protección muy limitada.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido