Cargando contenido

Foto referencial Ingimage



El índice de tabaquismo se ha reducido a niveles "históricamente bajos" en Estados Unidos, aunque su consumo se mantiene como la principal causa de muerte y enfermedad prevenible en el país, de acuerdo al reporte anual de la Asociación del Pulmón de EE.UU. divulgado hoy.

El reporte destaca la necesidad de enfocar los esfuerzos en los estados y las poblaciones con un mayor índice de tabaquismo en un país en el que cada año mueren a causa de enfermedades relacionadas con esta adicción 480.000 fumadores y 41.000 fumadores pasivos.

El informe enfatiza que aún existen poblaciones "vulnerables" a las que las autoridades deben dirigir mayores esfuerzos para reducir el impacto que tiene el tabaquismo en ellas.

"Nuestros líderes deben implementar estrategias de control de tabaco con resultados comprobados en todas las comunidades, especialmente para los jóvenes y quienes usan altos niveles de tabaco", declaró el presidente de ALA, Harold P. Wimmer, en un comunicado.

El 16,4 % de los adultos (cerca de 39 millones) y el 8 % de los estudiantes de secundaria fumaron cigarrillos en 2016 (últimos datos disponibles), aunque persisten disparidades significativas entre los distintos estados debido a las diferencias entre las políticas implementadas, indica el reporte.

Los investigadores determinaron que entre las poblaciones en mayor riesgo de tabaquismo y de las complicaciones asociadas a este, se encuentran las personas bajos recursos, aquellas con problemas de adicción o con falta de cobertura médica, así como los indígenas y los nativos de Alaska.

"Sabemos qué es lo que funciona, solo necesitamos la voluntad política para hacerlo realidad. No hacerlo pone los pulmones y las vidas de la gente en riesgo, lo cual es simplemente inaceptable", señaló Wimmer.

Con todo, el responsable de ALA recordó que el consumo de tabaco sigue siendo la "principal causa de muerte y enfermedad prevenible" y que no es "ningún misterio" que el acabar con esta "epidemia" se logra con "políticas eficaces comprobadas".

Thomas Carr, director nacional de políticas de ALA, señaló a Efe que la amplia oferta de productos de tabaco con sabores es uno de los mayores retos que enfrentan para reducir el consumo entre los más jóvenes.

"Uno de los principales factores que ha atraído a los jóvenes a los productos de tabaco, es el sabor, y es por ello que ALA cree que la FDA debe tomar medidas respecto a esto", dijo.

La organización apunta al aumento de los impuestos al tabaco como una de las vías más efectivas de reducir el consumo de tabaco entre los jóvenes, pero señalan que hubo pocos avances a nivel estatal en esa dirección en 2017

"En la Asociación Americana del Pulmón tenemos claro los asuntos por los que tenemos que luchar en 2018 y vamos a enfocar todos nuestros esfuerzos por impulsarlos a nivel estatal y federal", indicó Carr.

Por EFE