Cargando contenido

Ingimage



De acuerdo con cifras de la OMS, las enfermedades crónicas matan a 40 millones de personas cada año, lo que equivale al 70% de las muertes que se producen en el mundo y resultan de la combinación de factores genéticos, fisiológicos, ambientales y conductuales.

Las enfermedades crónicas en Colombia son un problema de salud pública pues se presentan en la población más vulnerable y tiene un impacto social y económico profundo sobre la vida de los pacientes, sin embargo temas como la alimentación, la salud mental y el ejercicio podrían evitar que estas enfermedades cobren la vida de tantas personas en el país.

La Organización Mundial de la Salud señala que la reducción en los factores de riesgo asociados con las enfermedades crónicas es importante para su control. Además, advierte que es fundamental invertir en la atención primaria de estas enfermedades para reforzar su detección temprana y el tratamiento a tiempo. (Lea también: Ordenan retirar del mercado colombiano leche infantil por riesgo de infección)

Médicos expertos señalan que el consumo de tabaco, la inactividad física, el uso nocivo del alcohol y las dietas malsanas aumentan el riesgo de morir a causa de una enfermedad crónica. Según la última Encuesta Nacional de Situación Nutricional 2015, entregada por el Ministerio de Salud, en Colombia el 56% de los adultos tiene sobrepeso y uno de cada cinco de ellos es obeso.

“A menos que actuemos ahora, la carga de las enfermedades crónicas en Colombia continuará creciendo. (...) hay que fomentar la educación de los profesionales de la salud, transformando así la manera en que se previene, trata y maneja este tipo de padecimientos”, aseguró Rafael Arango, médico y vicepresidente de Medtronic, compañía de tecnología médica.

Dentro de las enfermedades crónicas con mayor impacto en el mundo destaca el cáncer. De acuerdo con el Dr. Daniel Sanabria, jefe del servicio de Ginecología Oncológica en el Hospital Universitario de la Fundación Santa Fe de Bogotá, la evolución en la atención del cáncer en la mujer en los últimos años ha sido muy importante producto de los avances en la cirugía oncológica con énfasis en mínima invasión.

“A pesar de que algunos bebés nacen con patologías crónicas que afectan órganos como el corazón o el riñón, e incluso pueden presentar tumores cancerígenos o leucemias, los factores de riesgo para muchas de estas enfermedades pueden ser controlados si se inculcan buenos hábitos de alimentación y actividad física a los niños en etapa temprana”, dijo la médico Gloria Troncoso, jefe del servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de la Fundación Cardioinfantil.

Este análisis que se dio a conocer en el 'SuperSummit II' que reunió a más de 350 profesionales de la salud de Latinoamérica y más de 30 expertos referentes de talla mundial para discutir sobre ámbitos de la medicina, concluyó en la importancia fomentar los hábitos saludables, ofrecer tratamientos seguros y efectivos y acercar lo último en educación médica para los profesionales del país y así hacer frente a este tipo de patologías.