Cargando contenido

El organismo de vigilancia presentó un informe de las acciones adelantadas en este primer año de gobierno.

Pacientes pagará 6% más por atención en EPS
Foto referencial crisis de la salud.
AFP

La Superintendencia Nacional de Salud confirmó que en los doce meses de este nuevo gobierno han sido sancionadas en primera instancia 267 entidades y personas naturales, por un total de $57.000 millones.

La rendición de cuentas de la entidad fue el escenario para que el superintendente, Fabio Aristizabal, presentara un informe de las acciones realizadas durante este año en el sector de la salud.

“Se revocó totalmente la autorización de funcionamiento al programa de salud de Comfacor, se inició la de otra EPS; se ordenaron tres revocatorias parciales: Coomeva, Comparta y Medimás; y se inició la revocatoria parcial de Ambuq”, manifestó.

Además, se conoció que cerca de un billón de pesos han acordado pagar las EPS y varias secretarías municipales y departamentales a los hospitales e IPS del país, a través de las mesas de flujo de recursos y las jornadas de conciliación organizadas por la Superintendencia Nacional de Salud, desde agosto de 2018 hasta julio de 2019.

Le puede interesarDeudas del sector salud en Colombia ascienden a $15 billones: Supersalud

La Supersalud, en la actualidad, tiene a 19 EPS con medida de vigilancia especial. De la misma manera, ordenó tres revocatorias parciales: Coomeva (Meta, Cauca y Cundinamarca), Medimás (Chocó, Sucre y Cesar) y Comparta (Cundinamarca, Huila y Bolívar). E inició una revocatoria parcial a Ambuq (en Valle, Magdalena y Córdoba).

La entidad de salud confirmó que en la intervención para salvar los hospitales públicos como el Universitario del Caribe, de Cartagena; Departamental de Villavicencio; San José de Maicao; San Andrés ESE de Tumaco; Río Grande de la Magdalena, de Magangué; San Jerónimo, de Montería; Universitario de Sincelejo; San Andrés ESE, de Chiriguaná (Cesar) y Alejandro Próspero Reverend, de Santa Marta.

Dijo además que el Hospital Departamental San Francisco de Asís, de Quibdó, fue intervenido para liquidar y el Hospital Departamental Federico Lleras Acosta ya fue recuperado y entregado al departamento del Tolima.

La Superintendencia decidió actuar, de forma preventiva, frente a algunas EPS que, como medida cautelar inédita en el sector, comenzó a restringir, de forma provisional, el pago que se hace por giro directo.

A través de esta medida, que se estrenó en enero de 2019, la Supersalud suspendió de forma provisional pagos a las EPS del régimen contributivo Comfacor, Emdisalud, Saludvida y Medimás, por concentrar giros en entidades propias o vinculadas.

Lea también: Coomeva dejará de operar en tres departamentos por orden de Supersalud

También solicitó el ajuste de los giros programados en el Régimen Contributivo por Coomeva, Cruz Blanca, SOS, Saludvida, Famisanar y Medimás.

En el régimen Subsidiado solicitó ajuste a los giros de 30 EPS. Otras catorce EPS fueron multadas por la Superintendencia, con más de $10.000 millones por incumplir, con el giro directo, entre agosto de 2018 y junio de 2019, entre ellas: Capresoca, Comfacor, Capital Salud, Comfamiliar Cartagena, Convida, Emssanar, AIC-EPSI, Dusakawi, Comfacundi, Asmet Salud, Nueva EPS, Coosalud, Emdisalud y Ambuq.

La Supersalud anunció que entre agosto de 2018 y julio de 2019, se abrieron 348 procesos administrativos y se han confirmado en segunda instancia 232 sanciones por $14.682 millones.

 A la fecha, el juez de la Supersalud ha tramitado 1.298 demandas interpuestas por los usuarios y ha fallado en el término de 20 días, ordenando la intervención quirúrgica de usuarios, la instalación de marcapasos, la entrega de medicamentos, entre otros, de forma inmediata.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido