Alejandra Avella, secretaria General de la EPS Medimás afirmó que la entidad apelará la sanción por 2.300 salarios mínimos impuesta por la Superintendencia de salud por inconsistencias en la red prestadora de salud, argumentando que ha cumplido con los requerimientos hechos por la entidad de control.

(Lea acá: Medimás, sancionada por segunda vez; deberá pagar millonaria multa)

“La investigación administrativa tiene que ver con los casos SIS (pacientes prioritarios) que se incluyeron en la medida preventiva de vigilancia especial de la entidad y los hallazgos que se hicieron a partir de la visita que hizo la Supersalud en septiembre y octubre” explicó Avella agregando que la entidad cuenta con la posibilidad del recurso de reposición y el de apelación ante el Superintendente de Salud.

“Debemos agotar el respectivo proceso para determinar cuáles pruebas no se tuvieron en cuenta y cómo puede determinarse la revocatoria de la sanción o reducción antes que sea pagada” aclaró.

En este sentido fue enfática en señala que Medimás “no tiene por qué pagar la sanción antes de surtir el debido proceso bien sea administrativa o en instancias judiciales”.

SuperSalud había notificado de segunda sanción


La Superintendencia Nacional de Salud ya notificó a la EPS Medimás de una segunda sanción por un total de 600 millones de pesos (2 mil 300 salarios mínimos legales vigentes) por inconsistencias en el suministro de información entregada a la Supersalud.

Medimás había sido multada hace dos semanas con 1.100 millones de pesos (1.500 salarios mínimos) por la atención irregular de más de 3 mil 200 pacientes en alto grado de vulnerabilidad como niños, adultos mayores y ciudadanos con enfermedades crónicas o de alto costo.