El consorcio Prestasalud, dueño de Medimás, ha revelado algunos conflictos con sus socios, unas situación que ha generado preocupación por parte de los usuarios, al respecto, la EPS afirma que continuará con la atención y no dejará de lado a sus pacientes. Por tanto, explica que los más de 5 millones de usuarios no tendrán conflicto alguno para sus citas y atención al cliente. “La EPS cuenta con un estricto y exigente código de ética y buen gobierno, avalado por la Superintendencia de Salud, el cual ha permitido contar con total independencia ante cualquier prestador y en especial con prestadores con algún tipo de relación societaria”, explicaron. Así las cosas, los pacientes con cáncer seguirán siendo atendidos con el prestador Centro Nacional de Oncología y la Unión Temporal. Una decisión apoyada, según la EPS por la Superintendencia de Salud. Este pronunciamiento se da luego de que el consorcio Prestasalud denunciara en una carta al exdirectivo José Luis Mayorca como el responsable por el que los pacientes no fueran atendidos en un tratamiento contra el cáncer, buscando que se le entregue un millonario contrato.