En su blog personal, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, advirtió que las práctica de cesáreas innecesarias está creciendo en Colombia ubicandola por encima del promedio en el mundo. “El aumento de la tasa de cesárea, particularmente desde mediados de la década anterior, ha sido notable. La tasa de cesáreas en Colombia pasó a ser una de las mayores del mundo” escribió Gaviria. Por departamentos, Gaviria señala por ejemplo que mientras en los departamentos del eje cafetero como Quindio; Risaralda, Caldas y Antioquia, el promedio dificilmente supera el 30% de esta práctica, este índice se multiplicó por dos o incluso por tres en los departamentos de la región Caribe como Atlántico; Sucre, Córdoba y Magdalena. Señala además que la educación de las mujeres incide de manera directa en la variación de las cifras. "La educación de la madre está asociada positivamente con la decisión de tener un parto por cesárea. La probabilidad en cuestión es casi 15 puntos porcentuales mayor en una madre con educación superior que en una madre sin educación". En este sentido aclara que estas diferencias regionales poco tienen que ver con diferencias demográficas o epidemiológicas "y obedecen, por el contrario, a diferencias en los protocolos médicos y en las expectativas y preferencias de la gente". Por eso el ministro de salud califica este comportamiento como una 'una epidemia' que constituye un lastre para las finanzas del sistema de salud. "Pero las más evidentes son las de salud: las cifras sugieren que muchas cesáreas son injustificadas, esto es, que constituyen un caso casi paradigmático de sobretratamiento, lo cual tiene, en general, consecuencias adversas sobre la salud de la población".