Foto: RCN Radio



Durante el conversatorio "El derecho a la muerte" que se dio en el desarrollo del Hay Festival, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, cuestionó el exceso de medicamentos y tratamientos clínicos a los que deben someterse los enfermos terminales y las personas adultas en los últimas momentos de la vida.

"El morir dignamente  pasamos de la tranquilidad del hogar al escenario de una clínica. La vejez es muy medicalizada", señaló el ministro.

Gaviria señaló la eutanasia por encima de los preceptos religiosos protege la dignidad humana debido a que da respeto a la autonomía del paciente para decidir en qué momento terminar el sufrimiento y el dolor que generan enfermedades terminales que limitan la calidad de vida de las personas.

"El morir dignamente hace parte de la vida digna y la vida digna hace parte del derecho a la salud, esto lo ha dicho la corte en reiteradas ocasiones. Un solo dato lo dice todo, el 80% de los ciudadanos quieren morir en su casa pero solamente el 24 o el 25% lo logra. Cómo hacer que tengamos una muerte como debe ser, que aspiramos como ciudadanos. Requiere de alguna manera que esa excesiva medicalización en la parte final de nuestras pidas empiece a ceder", señaló.

(Le puede interesar: Con más de 45 actividades se desarrolla la segundo jornada del Hay Festival)


El ministro señaló que es contradictorio prologar los años de vida a través de avances tecnológicos mientras que la dignidad humana no se puede extender al punto de dar autonomía a la gente para elegir en qué momento morir.

En conversación con María Elvira Samper, el ministro señaló que el Estado debe garantizar la autonomía de las personas para elegir la manera en que quieren morir.