Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

idhernandez
Un hombre sostiene cigarrillos en sus manos
Ingimage

Los cigarrillos electrónicos y productos similares son peligrosos para la salud y deben ser regulados para cortar de raíz las tácticas de la industria del tabaco para captar clientes, según advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"La nicotina es muy adictiva y los inhaladores electrónicos de nicotina son peligrosos y deben estar mejor regulados", resumió Tedros Adhanom Ghebreyesus, jefe de la agencia de la ONU, que publicó el martes un nuevo informe sobre la lucha contra el tabaquismo, realizado conjuntamente con Bloomberg Philanthropies.

Lea también: Vacuna anticovid Sputnik V es eficaz con variante Alfa, pero no tanto con la Beta

El informe señala que los fabricantes de estos productos, cuya paleta no deja de crecer, tienen a menudo a los niños y a los adolescentes como objetivo principal, con un abanico de miles de aromas tentadores -el informe enumera 16.000 diferentes- y de declaraciones tranquilizadoras. 

Michael R. Bloomberg, el multimillonario exalcalde de Nueva York que lucha desde hace tiempo contra el tabaquismo, ha denunciado las tácticas de las empresas tabacaleras.

"A medida que las ventas de cigarrillos retroceden, las empresas tabacaleras promueven agresivamente nuevos productos como los cigarrillos electrónicos o los productos de tabaco caliente y presionan a los gobiernos para que limiten su regulación", dijo.

"Su objetivo es convertir a una nueva generación en adicta a la nicotina y no podemos dejar que lo hagan", destacó.

Le puede interesar: Personas sin vacuna contra Covid-19 pueden correr más riesgo con variante Delta: Viceministro de Salud

El jefe de la OMS pide que en los países en los que estos productos no están prohibidos, "los gobiernos adopten medidas adecuadas para proteger a sus poblaciones de los peligros de los inhaladores electrónicos de nicotina, para impedir que los niños, los adolescentes y otros grupos vulnerables los utilicen".

El uso de estos cigarrillos electrónicos en menores de 20 años preocupa especialmente a la agencia de las Naciones Unidas, debido a los efectos nefastos de la nicotina sobre el desarrollo del cerebro en este grupo de edad, del peligro que pueden presentar ciertos ingredientes, pero también porque la agencia considera que los niños que utilizan estos dispositivos tienen más posibilidades de fumar más tarde.

Fuente

AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.