Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

fjbernal
Médicos Ingimage
Médicos.
Foto: Ingimage

El médico oncólogo Ricardo Bruges, del Instituto Nacional de Cancerología, explicó la manera cómo una paciente que sufría de un cáncer agresivo de mama se salvó, por un procedimiento con las células de su propio sistema inmunológico llamado “inmunoterapia”.

Bruges analizó el descubrimiento de expertos en Estados Unidos que, reactivando las células T responsables de coordinar la respuesta inmune celular, eliminaron todas las lesiones producidas por la metástasis.

Este tratamiento de inmunoterapia con células T ha conseguido, por primera vez, eliminar por completo las células cancerígenas de una paciente con cáncer de mama, según publicó la revista científica Nature.

El investigador responsable del estudio Steven A. Rosenberg, del Instituto Nacional de Salud en Bethesda (Maryland, EE.UU.), y sus compañeros, aislaron y reactivaron células T específicas del cáncer de una sola paciente cuyo tumor de mama, en estado de metástasis, estaba progresando a pesar de varias líneas de terapia.

El médico Bruges explicó en RCN Radio que “en el caso de esta paciente se tomó una muestra del tumor en la que se encontraron células en mutación. Sobre esas mutaciones se expusieron la células de defensa del paciente para que ellas conozcan los cambios de las células del tumor y, luego de ese proceso, se aplicaron de nuevo a la paciente”.

El profesional recordó que la paciente ya había tenido quimioterapias, pero el cáncer de mama había hecho metástasis.

“Se hace un estudio genético del tumor y se saca las mutaciones más representativas. Sobre esas mutaciones se reconoce una serie de antígenos y luego se logra que desarrollen protectores a estos”, afirmó Bruges, del Instituto Nacional de Cancerología de Colonbia.

En su explicación, aseguró que “lo que se está haciendo es enseñarle a las células tumorales las evoluciones del tumor para que lo pueda atacar”.

El médico oncólogo advirtió que ese es un proceso muy costoso y aún no se puede generalizar para todos los pacientes.

“En inmunoterapia se viene trabajando muy fuertemente con unas células que se encargan de combatir y darle control a la enfermedad. Se han hecho estudios en cáncer de pulmón y se ha logrado hacerle control de una enfermedad metastásicas”, argumentó el experto.

Los expertos en Estados Unidos señalan que este avance ofrece nuevas posibilidades de tratamiento para estados avanzados de la enfermedad en los que las terapias habituales habían fracasado hasta ahora.

Existen dos tipos de inmunoterapias para tratar el cáncer, la primera activa las células T, responsables de coordinar la respuesta inmune celular, dentro del cuerpo del paciente a través de anticuerpos inyectados.

En la segunda, las células T se extraen de la sangre o tumor del paciente y solo las que reconocen el tumor son cultivadas y después inyectadas de nuevo en el cuerpo del enfermo.

El éxito de estas terapias varía mucho entre los tipos de cáncer y, hasta la fecha, los ensayos clínicos de la primera modalidad de inmunoterapia habían fracasado para tratar el cáncer de mama.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.