Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Vacuna coronavirus
AFP

Diferentes organizaciones académicas, gremiales y sociales del país confirmaron su preocupación por las acciones que adelanta el Gobierno colombiano para la adquisición de una vacuna contra la Covid-19.

Son más de 70 entidades las que se unieron para señalar que en Colombia se tiene que elegir la vacuna más efectiva y segura,  por lo que señalaron que se requiere de información científica confiable, la cual se obtiene tras pasar por procesos de investigación rigurosos.

Lea además: "No le temo a su amenaza", así fue la dura pelea de Mindefensa y el senador Robledo

“Las fases de los estudios clínicos están diseñadas de esa manera para garantizar la seguridad de los participantes y de la población que será tratada”, dijeron en un documento.

Agregaron que pasar de estudios de fase II a la autorización para uso abierto en población es un riesgo de consecuencias imprevisibles.

“Ya en otras ocasiones hemos visto que lo que mostró ser prometedor en los estudios fase II, producía más riesgos que beneficios en los estudios fase III; Por tanto, no se puede someter a la población al riesgo de intervenciones potencialmente dañinas”, afirmaron.

Le puede interesar: Ministro de Defensa asegura que ya pidió perdón el 11 de septiembre

Las organizaciones médicas, científicas y académicas ratificaron que la disminución en la duración de las fases representa un riesgo para la salud de las personas que se sometan a las pruebas.

“Es altamente probable que una vacuna de eficacia menor al 50% tenga un escaso impacto en bajar las infecciones por la Covid-19”, manifestaron.

Subrayaron que la gravedad de la pandemia requiere trascender las reglas habituales de la propiedad intelectual y de la economía de mercado.

Destacaron además,  que es importante que se tenga equidad en la aplicación de la vacuna a los colombianos una vez se tenga.

“Cuando una o varias vacunas hayan demostrado su efectividad, se requerirá su producción y distribución bajo principios de equidad y universalidad; esto implica que todos los países y las personas, independientemente de la capacidad de pago, puedan acceder a la vacunación”, reclamaron.

A su vez advirtieron que se debe tomar una actitud interna, para garantizar la producción de la vacuna de una forma rápida para distribuirla entre los colombianos.

“Ello implica utilizar las flexibilidades de la propiedad intelectual para que se suspendan todos los derechos de exclusividad asociados a dicha figura, de manera que los productores locales, debidamente fortalecidos, puedan producir las vacunas sin ninguna limitación o riesgo de ser demandados por infracción de patentes u otras figuras de propiedad intelectual”, indicaron.

A su vez le pidieron al Congreso de la República crear el marco normativo necesario para que los tomadores de decisiones ejecuten las acciones necesarias para la adquisición de una vacuna.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.