Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Un joven en situación de ansiedad y depresión
Un joven en situación de ansiedad y depresión.
Imagen de referencia tomada de Ingimage

Con la cercana ‘presencialidad’, luego de los momentos de encierro ante la amenaza global del coronavirus, la probabilidad de revivir temores es muy alta para las personas que aún enfrentan la incertidumbre por el futuro. Este escenario prevé nuevas afectaciones psicológicas y emocionales.

Al confinamiento en 2020, un hecho sin precedentes en un siglo, las personas acudieron con el mayor número de dudas.

Encuentre además: OMS alerta por uso de cigarrillos electrónicos y promueve mayor regulación

La psicóloga Rosana Morales, magister en intervención social, sostiene que hace cerca de un año se evidenció “la lógica del miedo y de una precaución sospechando que cualquiera puede ser amenazante para mi vida, para la de los otros y desde ahí se ha generado una paranoia social, qué miedo salir a la calle, que miedo saludar a la gente porque me puedo enfermar”.

Los más recientes anuncios anticipan lo que podría ser un escenario cercano de retorno a las actividades laborales presenciales, además del incremento en la interacción social.

Pero, asegura la psicóloga Morales, a pesar del encierro, del cansancio del trabajo en casa y la disponibilidad de las vacunas, llegar a la nueva normalidad implicará otros desafíos emocionales.

Lea además: Vacuna anticovid Sputnik V es eficaz con variante Alfa, pero no tanto con la Beta

Audio

[AUDIO] Efectos psicológicos ante la eventual presencialidad

0:27 5:25

Con el escenario actual “esa salida a la calle, volver al trabajo, que los hijos vuelvan al colegio, están nuevamente abriendo esos miedos porque se construyó un marco de ‘normalidad” por un año y medio y ahora hay un marco alto de incertidumbre”, agrega la especialista.

Encuentre aquí en otras noticias: Personas sin vacuna contra Covid-19 pueden correr más riesgo con variante Delta: Viceministro de Salud

Aún no se ha podido estimar cuánto durará ese retorno a la normalidad desde las emociones. Incluso algunas personas podrían tardar varios años en recuperar la confianza.

Durante el inicio de la pandemia, trastornos como la ansiedad y la depresión se hicieron visibles. Adaptarse a la nueva normalidad, señalan los expertos, demandará confianza y seguridad para aprender a hacerle frente a las nuevas amenazas que persistirán alrededor de la presencia del coronavirus y sus variantes.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.