Cargando contenido

Una mascota puede ser muy beneficiosa para la salud cardíaca.

Perro - Mascota
Ingimage (Referencia)

Tener una mascota, y más si es un perro, es una forma muy efectiva de combatir las enfermedades que tienen relación con la salud cardíaca. El llamado 'mejor amigo del hombre' también es un guardián del corazón humano.

Datos recolectados en el estudio Kardiozive Brno 2030, publicado en Mayo Clinic Proceedings, indican que las mascotas ayudan a mantener sano el sistema cardiovascular. Compartir espacio con una, especialmente si es un perro, mejora los niveles de presión arterial, colesterol y puede evitar la obesidad. La razón de esto último es que motiva a la persona a salir al parque o realizar actividad física en compañía del animal.

Otros beneficios son que la personas puede mejorar el funcionamiento de sus arterias, venas, vasos sanguíneos y por supuesto, el corazón. "Las personas que tenían mascota, sobre todo perro, aseguraban practicar más ejercicio físico, seguir una dieta mejor y el azúcar en la sangre se encontraba en los niveles adecuados", afirma al respecto Andrea Maugeri, una de las autoras del trabajo, del Centro Internacional de Investigación Clínica (CICR) del Hospital de la Facultad de St. Anne, en República Checa.

Vea tambiénEsto es lo que buscan los millennials en Colombia a nivel laboral

La experta y su equipo han basado este estudio en salud y socio-economía, entre un grupo de casi 1.800 personas sin ningún tipo de antecedente de enfermedad cardíaca. Vale la pena destacar que el seguimiento de los historiales médicos de los participantes se hará con un intervalo de cinco años hasta el año 2030, buscando constatar la asociación entre tener perro y el riesgo de contraer enfermedad cardiovascular.

La clasificación del estudio tuvo en cuenta comportamiento, estilo de vida y los siete factores de riesgo indicados por la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés):

-Índice de masa corporal.
-Dieta.
-Actividad física.
-Tabaquismo.
-Presión arterial.
-Glucosa en la sangre.
-Colesterol total.

Perro - Mascota
Ingimage (Referencia)

Por otra parte, fueron comparadas las puntuaciones de salud cardiovascular de los dueños de mascotas y otras personas que no tenían. El artículo publicado dice que el "estudio demuestra una asociación entre la propiedad del perro y la salud del corazón que está en línea con la declaración científica en 2013 de la AHA sobre los beneficios de poseer un perro en términos de actividad física, compromiso y reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares".

Y es que compartir hogar con un perro sí puede tener incidencia positiva en la salud de la persona, pese a que previamente no se tenía claridad de su relación directa causa-efecto.

"Los resultados del estudio respaldan la idea de que la gente puede adoptar, rescatar o comprar una mascota como una posible estrategia para mejorar su salud cardiovascular, siempre y cuando el hecho de tener una mascota los lleve a adquirir un estilo de vida de mayor actividad física", agrega Maugeri.

De interés¿Qué es y para qué sirve el ayuno intermitente?

Además, el doctor Francisco López Jiméndez, investigador experto del estudio y presidente de la División de Cardiología Preventiva de Mayo Clinic en Rochester (Minnesota, Estados Unidos), dice que "tener un perro puede inducir a sus propietarios a salir, moverse y jugar regularmente con el animal. En otros estudios, también se vinculó el hecho de tener un perro con mejor salud mental y menor percepción de aislamiento social, que son factores para un ataque cardíaco".

Vale la pena recordar que el sedentarismo en personas en buen estado de salud puede aumentar la mortalidad prematura en 10 por ciento, por lo que los resultados del presente estudio y su asociación con la actividad física, son un mensaje claro y alternativa para mejorar el estilo de vida y la salud.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido