Cargando contenido

La Superintendencia Nacional de Salud sigue encontrando fallas en la atención.

Gerencia de EPS Convida responde a denuncia sobre incumplimientos en prestación de servicios en Fómeque (Cundinamarca)
El personero Eduardo Díaz, de Fómeque, junto a concejales del municipio, presidentes de Juntas de Acción Comunal y personerías de otros municipios de Cundinamarca, presentaron la denuncia ante la Gobernación local.
Archivo RCN RADIO

Por tres meses más, la Superintendencia Nacional de Salud, prorrogó la medida de vigilancia especial que se mantiene sobre la EPS Convida.

La decisión se tomó luego de evaluar la prestación de los servicios de sus 520.301 afiliados en Bogotá y Cundinamarca, donde todavía se presentan graves deficiencias.

La Supersalud encontró que la EPS tiene uno de los niveles más altos de quejas entre las EPS del régimen subsidiado y no ha logrado implementar un modelo de atención en salud que garantice a su población afiliada el acceso oportuno a servicios y tecnologías.

“A través de la resolución 8107 del 26 de junio de 2020, la Superintendencia expuso que la EPS continúa presentando tasas elevadas de peticiones, quejas, reclamos y denuncias, y mostrando falta de acceso a servicios de medicina especializada”, destacó Germán Augusto Guerrero, delegado de Medidas Especiales de la Superintendencia.

Lea también: Remdesivir: EE.UU. adquiere casi la totalidad de la producción del fármaco

Según la entidad, se evidenciaron fallas en la asignación de citas y en los procesos de autorizaciones. “La extensión de la medida de vigilancia hasta el 28 de septiembre permitirá a la EPS identificar los mecanismos para abordar con efectividad la totalidad de las líneas de acción establecidas, y trabajar en superar los hallazgos de tipo financiero, técnico científico y jurídico”, subrayó.

La medida también busca hacer seguimiento al comportamiento de las decisiones adoptadas ante la COVID-19, focalizando la vigilancia en la garantía de la prestación del servicio de salud a los usuarios, mientras se evalúan las acciones de mejora de la EPS.

Dentro de los hallazgos evidenciados en el seguimiento a los indicadores de la EPS se encuentra que posee una tasa acumulada de 77,90 quejas por cada 10.000 afiliados, ubicándose por encima del promedio del 33,71 que es la tasa para las 28 EPS del régimen subsidiado.

Lea ademásGobierno prevé que el pico de la pandemia llegará en agosto

Además, de enero a mayo del año 2020, presenta un total de 4.053 quejas, cifra que supera el promedio alcanzado para el mismo periodo del año 2019, en el que se reportaron 2.704 reclamos.

“Nos preocupa que no se garantiza a todos sus afiliados la entrega oportuna de medicamentos, en especial a los usuarios que presentan patologías de alto costo, enfermedad crónica y a los que se encuentran en grupos de riesgo”, resaltó.

La Supersalud advirtió que en el periodo enero-abril de este año, la EPS tuvo 840 acciones de tutela en salud y 1.082 incidentes de desacato. La EPS tiene 110 procesos jurídicos en su contra por 45.102 millones de pesos.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido