Cargando contenido

¿Es una dieta? No, se trata de un patrón de alimentación especial.

Una mujer hace ejercicio y se alimenta
Ingimage (Referencia)

Aunque se dice que el desayuno es la comida más importante del día o que la única forma de mantener la actividad metabólica y quemar grasa es comiendo cada tres horas, además de cenar ligero o que pasar mucho tiempo sin comer puede fomentar un metabolismo lento o pérdida de masa muscular, existen otros métodos que, a la par del ejercicio, pueden contribuir a que usted baje de peso, mantenga su forma y estado de salud.

Es aquí donde se habla del ayuno intermitente, que permite reducir la ingesta de calorías y hace que el cuerpo use mejor las reservas de grasa. Se trata de un método alternativo que, vale la pena aclarar, no es una dieta sino un patrón alimenticio.

Con este patrón se reduce el tiempo de comer a una ventana de 8 a 10 horas diarias, periodo en el que se consumen calorías y se deja un espacio de 14 a 16 horas entre la cena y el desayuno. Esto quiere decir que si la última comida es a las 7:00 p.m., la primera del día siguiente deberá ser entre las 9:00 a.m. y las 11:00 a.m.

De interésEstas son las señales con las que se identifica a un maltratador

Según Alejandro Sarmiento, líder científico de Bodytech, para sacar provecho al método las calorías consumidas en la primera ventana deben tener un ajuste ideal a la necesidad y objetivo de cada persona, dígase pérdida de grasa, aumento de masa muscular o mantenimiento. Es importante decir que estos alimentos deben provenir de fuentes naturales y poco procesadas. Las alternativas pueden ser pollo,  huevos campesinos, pescado, carnes magras, verdura y fruta, nueces, granos y tubérculos.

"Las comidas más grandes del día deben ser las de después de entrenar y la de la noche, con el fin de crear un ambiente hormonal ideal para la quema de grasa y el desarrollo de masa muscular. Durante el periodo de ayuno se puede tomar agua, café o té sin azúcar o endulzado con estevia", agrega Sarmiento.

Dieta - Ejercicio - Alimentación - Salud
Ingimage (Referencia)

El experto además aconseja que si usted va a realizar actividad física, no debe ser en ayunas. Es preferible esperar una o dos comidas antes de empezar para tener un buen rendimiento. Pero si su caso es el de entrenar antes de romper el ayuno, puede tomar 10 gramos de aminoácidos antes, y comer carbohidrato y proteína al terminar. Además debe asegurarse de comer muy bien en la ventana alimenticia del método para, entre otras cosas, tener una buena recuperación.

Consulte ademásGeneración Z en Colombia prefiere viajes que estudiar o adquirir bienes

El ayuno intermitente tampoco es una moda, pues desde tiempos remotos se sabe de los beneficios de dejar de comer o ayunar por largos periodos de tiempo. Se podría decir que es un redescubrimiento de algo que se hacía con naturalidad en diferentes culturas y religiones. No olvide consultar a un nutricionista antes de iniciar.

Sus principales beneficios:

-Se ajusta a cualquier dieta y a cualquier objetivo como pérdida de grasa, aumento de masa muscular y mantenimiento.
-Normaliza los niveles de ghrelina, también conocida como la “hormona del hambre”, ayudando a controlar el apetito y la ansiedad.
-Aumenta la sensibilidad a la insulina y la leptina, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes y el cáncer.
-Facilita la quema de grasa.
-Disminuye los niveles de triglicéridos y el riesgo de contraer enfermedades cardiacas.
-Comer 2 o 3 comidas completas al día es más práctico y brinda mayor saciedad que dividir las mismas calorías en 6 pequeñas porciones.
-Mayor claridad mental y productividad.
-Aumenta los niveles de hormona de crecimiento, vital para generar masa magra y reducir el porcentaje de grasa.
-Los picos de insulina que se hacen al final del día, idealmente después de entrenar, ponen al cuerpo en estado anabólico, óptimo para el desarrollo muscular.

Siga leyendo¿Cómo enfrentar un diagnóstico de cáncer?

Fuente

LA FM

Encuentre más contenidos

Fin del contenido