Cargando contenido

Con unas modernas técnicas médicos trasplantaron segundo dedo del pie para reemplazar el pulgar y otros dedos amputados de la mano. 

Trasplante de dedos de los pies a las manos
Imagen del trasplante del dedo de los pies a la mano.
Foto: Cortesía Universidad Nacional

Un trasplante de los dedos del pie a los dedos que han sido amputados en la mano, ha transformado la vida de los colombianos que a través de estas modernas intervenciones lograron recuperarse de accidentes caseros, laborales y con armas de fuego. 

El medico Enrique Vergara Amador, profesor titular de Ortopedia y Traumatología de la Universidad Nacional de Colombia, confirmó que esta técnica utilizada en otros países; ha sido un logro para la medicina en el país que le ha permitido mejorar la calidad de vida de estas personas afectadas. 

"Este tipo de trasplantes del dedo del pie a la mano funciona muy bien en casos específicos como la amputación de la punta de un dedo o de un pulgar que es en donde más hace falta", subrayó. 

Estas intervenciones que se realizan en el país desde 1991 han logrado que los médicos mejoren la técnica microquirúrgica, beneficiando a más de 30 personas que se sometieron a estos procedimientos. 

"Después de trasplantar, uno tiene que sacar el dedo completo con los huesitos y las articulaciones del segundo dedo del pie, que es un poco largo y funciona muy bien al no dejar ningún defecto estético, porque uno cierra el pie y queda como como un original de cuatro dedos; así que no se nota mucho en el paciente y no afecta la parte funcional de la marcha y la persona quedan caminando y corriendo normalmente", destacó. 

El avance de la tecnología ha permitido que tanto los nervios del dedo del pie como las venas y arterias pequeñas sean saturadas y conectadas a los nervios de la mano, dando una completa movilidad. 

“La amputación del pulgar o de otro dedo de la mano es devastador para el paciente y conlleva pérdidas funcionales. Además, el defecto estético ocasiona algunos problemas respecto a su entorno social”, afirmó. 

Las primeras cirugías en el país se han realizado a pacientes desde los cuatro años en promedio y ahora en adultos; teniendo en cuenta que el éxito de estas intervenciones es del 95 por ciento, lo que representa un gran logro para mejorar la calidad de vida de estas personas. 

"Este es un tratamiento definitivo porque es un dedo que va a volver a sentir, a moverse y mejora notablemente la funcionalidad, por eso en parte técnicamente se tiene una mejoría, no podemos decir que será el mismo, pero estéticamente será mucho mejor", manifestó. 

El especialista confirmó que en estas primeras intervenciones se han atendido pacientes que han sufrido accidentes en las fincas, cuando salen a realizar sus actividades agropecuarias, con molinos de panela, molinos para hacer arepas, licuadoras, armas de fuego y hasta en hechos que parecen insólitos con los arrancamientos de dedos por anillos que se quedan enredados.  

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido