Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Niños haciendo ejercicio
Niños haciendo ejercicio
Ingimage (Referencia)

En el periodo de vacaciones es común que los padres opten por llevar a sus hijos a realizar actividades deportivas, en algunos casos de alto rendimiento, para, entre otras cosas, alejarlos del exceso del uso de la tecnología.

Claramente el deporte siempre será una práctica muy positiva, sin embargo, es bueno tener en cuenta que el cuerpo de los menores tiene ciertos límites, más cuando están en proceso de desarrollo. Por esta razón, es importante estar atentos a la salud y desarrollo de los niños si se encuentra practicando fútbol, baloncesto, tenis, natación u otro tipo de entrenamiento que implique una alta intensidad.

Vea tambiénEfectos letales del cigarrillo electrónico

Es importante destacar que el sistema musculoesquelético de los niños es más frágil que el de los adultos, por lo que es clave que el entrenamiento se adapte a unas condiciones específicas. De hecho, es importante que siempre haya un acompañamiento por parte de un preparador físico capacitado.

"Cuando los niños son sometidos a fuerzas exageradas, pueden sufrir lesiones en las estructuras en crecimiento denominadas fisis", afirma el doctor Carlos Gomezese, médico ortopedista y traumatólogo de Clínica La Colina.

Niños haciendo ejercicio con supervisión de un preparador físico
Niños haciendo ejercicio con supervisión de un preparador físico
Ingimage (Referencia)

La fisis es la zona de crecimiento del hueso en los niños y se ubica junto a los extremos de los huesos largos del cuerpo; este punto se endurece durante la adultez y se transforma en hueso sólido. Sin embargo, debido a que durante la infancia esta área está en desarrollo, no es muy resistente, lo cual hace que se constituya como un punto débil y muy propenso a lesionarse en niños, aclara el experto.

Las lesiones en menores de edad que más se presentan por la actividad deportiva involucran la rodilla y el tobillo, y en algunos casos pueden llegar a requerir intervención quirúrgica y de allí a su respectiva incapacidad por largo tiempo.

ConsulteQué es tábata y por qué es tan bueno para mejorar su estado físico

"Una de las lesiones más graves que vemos es la ruptura del tendón, que va desde la rodilla hasta la tibia, por una fuerza extrema. Esto implica, además de una cirugía, posiblemente el final de la carrera deportiva de un niño", explica Gomezese.

El doctor concluye que no se trata de que el niño no haga deporte, sino de que ese deporte esté perfectamente monitoreado por un profesional capacitado. "Debe ser responsable y entender las diferencias fisiológicas entre un adulto y un niño", indica, refiriéndose además a las particularidades de cada niño.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.