Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Suicidio y adicción, entre las consecuencias graves de un niño víctima de violencia intrafamiliar

Foto referencial Ingimage


A propósito de la propuesta del candidato a fiscal general de la Nación acerca de los casos de violencia intrafamilar, Édgar León, sicólogo clínico y miembro de la Asociación Latinoamericana de psicología jurídica y forense, advierte que el intento de suicidio, la adicción a las drogas y los problemas de memoria y atención, son algunas de las consecuencias que padecería un niño víctima de un núcleo familiar violento.


Edgar León sostiene que las consecuencias que padece un niño que convive en un entorno familiar violento no solo se relaciona con falencias psicológicas, sino que además, con seguridad, será un adulto maltratador.


"Una primera grave consecuencia es que el niño va a ser un repetidor del modelo, ya que si todos los miembros de su familia normalizan actos de maltrato y de violencia, el menor va a hacer lo mismo cuando organice una familia, fortaleciendo una problemática que cada vez cobra más vidas en el país", sostuvo León.


Otro aspecto, pero no menos importante, tiene que ver con las consecuencias que el niño presenta a nivel cognoscitivo, pues según el experto León, cuando el menor es violentado la situación es indeleble para él, es decir, puede llegar a perdonar, pero jamás olvida.


"Sus funciones cognoscitivas no funcionan igual cuando hay maltrato, por ejemplo, se ve afectado el desarrollo de pensamiento, el razonamiento lógico, los niveles normales de atención, memoria reflejados en el bajo rendimiento académico y más grave aún, el ingreso a bandas delincuenciales, el consumo de drogas etc.", asegura León.


Agregó que "el niño-adolescente intenta compensar la des-compensación interna a través de la droga y los crímenes soterrados, además son personas que caen en depresiones profundas que los pueden llevar inclusive al suicidio".


Los niveles de ansiedad son máximos y su estado de vulnerabilidad lo lleva a tomar medidas que atenta contra su bienestar físico, es por esta serie de consecuencias que es pertinente insistir en la educación familiar, pero también en su criminalización, ya que por esta última hay una disminución en este tipo de acciones.