Más de 100 casos fueron reportados por los habitantes de la isla.

Irregularidades en la prestación del servicio de salud en las islas de San Andrés y Providencia, encontró la Superintencia Nacional de Salud al realizar una visita de campo y evaluar la atención que brindan las dos entidades que prestan sus servicios como la Nueva EPS y Sanitas.

El Superintendente Nacional de Salud, Luis Fernando Cruz confirmó que fueron más de 100 casos reportados por los habitantes de la isla, fundamentalmente por motivos relacionados con falta de oportunidad el agendamiento de citas con especialista, entrega de medicamentos y demoras en la autorización de procedimientos.

“Hemos encontrado algunos aspectos que son delicados, que tendremos que seguir investigando para garantizar los correctivos necesarios y que el usuario que es el actor más vulnerable del sistema, no vea afectados sus derechos”, afirmó.

El funcionario además advirtió que en su recorrido por el Hospital Departamental de San Andrés y los centros de atención de primer nivel La Loma y San Luís; donde encontró aspectos muy delicados que tendrá que investigar para aplicar los correctivos necesarios, para que los habitantes de la isla que son los usuarios no se vean más afectados.

Cruz Araújo advirtió a los diferentes actores que tienen obligaciones frente al usuario como la secretaría de salud, las EPS y los prestadores que la Superintendencia va a hacer exigible los derechos de los usuarios consagrados tanto en la constitución como en la ley estatutaria en salud. 

“En ningún caso el paciente tiene que asumir las consecuencias por trámites o barreras administrativas”, puntualizó.

En la evaluación el funcionario también se reunió con el Secretario de Salud Departamental, Heider Avendaño Silva, con el propósito de hacer un diagnóstico de la actual situación en salud que se tiene en la isla y conocer qué tipo de acciones concretas se ha adelantado el ente territorial frente a las quejas y denuncias de la ciudadanía.

“Como lo hemos hecho en otros sitios del país, venimos a buscar al usuario directamente para realizar un diagnóstico del funcionamiento de los diferentes actores del sistema que operan en el San Andrés, con el objetivo de fortalecer nuestras acciones de inspección, vigilancia y control”, aseguró el Superintendente Nacional de Salud.

Estas visitas de adelantarán en otras ciudades del país, donde también se han denunciado irregularidades y las quejas son numerosas por el mal servicio de salud.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido