El superintendente de Salud, Norman Julio Muñoz, informó en un comunicado, que la entidad realizará "una inspección en la EPS Cruz Blanca y la IPS Jorge Piñeros Corpas" para determinar qué entidad es responsable por la muerte de la señora Rubiela Chivará, en el norte de Bogotá. Muñoz señaló que los familiares de la mujer, quien falleció por infarto y su cuerpo duró unas seis horas abandonado en un andén, denunciaron que la entidad prestadora de salud había reprogramado en dos ocasiones la operación de corazón que estaba afectando su estado de salud. La Supersalud indicó que también iniciará un proceso de "vigilancia en la clínica Jorge Piñeros Corpas con el fin de tomar las medidas necesarias para mejorar la atención del centro hospitalario". El funcionario le exigió a las EPS e IPS no poner ningún tipo de barrera ni económica ni administrativa para a los usuarios para que tengan acceso al sistema de salud.