El superintendente Nacional de Salud encargado Luis Fernando Cruz señaló que luego de imponerse una segunda sanción a Medimás por 2 mil 300 salarios mínimos, no se descarta que se pueda dar el traslados de afiliados de la EPS a otras entidades en medio del seguimiento que se hace a la entidad por problemas de operación, entre otras por la Procuraduría general de la Nación.

(Lea acá: Medimás, sancionada por segunda vez; deberá pagar millonaria multa)

“Tal como aconteció con las dos investigadores que dieron lugar a las sanciones económicas, la Superintendencia tiene el deber y así lo cumplirá de atender los traslados que le envié la Procuraduría, confiamos en que el equipo de Medimás atienda de manera oportuna estas indicaciones y nos demuestre con evidencias lo pertinente” señaló.

En este sentido, la SuperSalud afirma que continuará con la medida de vigilancia especial de la que es objeto la entidad desde octubre pasado para exigirle que cumpla con la atención de los usuarios.

Aunque el superintendente encargado destaca una reducción en la presentación de quejas y reclamos por desatención de usuarios por la entidad, afirma que Medimás aún está bajo la mira de la SuperSalud.