Cargando contenido

Más del 80 % de los conductores encuestados trabajan todos los días.

Taxistas Pereira
Gustavo Ossa- RCN Radio Pereira

La Universidad Manuela Beltrán desarrolló un investigación sobre el desempeño ocupacional de 400 taxistas de la ciudad de Bogotá, en el que se encontró que el 100 % de los entrevistados tiene horarios de trabajo de mínimo 12 horas y máximo 16 horas y hábitos alimentarios que atentan en contra de su salud. 

Tatiana Forero, terapeuta ocupacional e investigadora del estudio, expuso que más del 80 % de estas personas, trabajan todos los días de la semana exceptuando cuando tienen pico y placa.

“El día de pico y placa los taxistas suelen ocuparlo para el mantenimiento del carro, ya sea lavado o en la parte técnica, es decir, que están trabajando de domingo a domingo sin tener actividades de ocio ni compartir tiempo con su familia”, aseguró la investigadora. 

Lea también: Empresas deben evaluar la salud mental de sus trabajadores: MinTrabajo

Forero manifestó que en cuanto a la alimentación, el 85% de los conductores dedican a su almuerzo un máximo de 30 minutos y agregó que su dieta se basa en comidas 'chatarra' y poco consumo de frutas y verduras. 

No hay una dieta balanceada, lo que aumenta el cansancio y los problemas de salud. De igual manera el estudio demostró que no se realizan pausas activas ni para alimentarse ni para tener un descanso. Por tanto, pasan más de dos horas con una misma posición y se aumenta el riesgo de presentar una enfermedad osteomuscular”, sostuvo Forero. 

La terapeuta mencionó que uno de los datos más preocupantes del estudio, señaló que la mayoría de los encuestados duerme de 4 a 6 horas, lo que produce micro sueños, poniendo en peligro no solo sus vidas, sino también la de los pasajeros. 

“El 60% por ciento de las personas caracterizadas reportan que han tenido micro sueños y/o malestares físicos”, expuso. 

RCN Radio habló con varios taxistas  y la mayoría de ellos manifestaron que es muy difícil cambiar sus hábitos, principalmente porque su ritmo de trabajo los obliga a responder con obligaciones económicas. Sin embargo, algunos de ellos indicaron que por mejorar sus salud, estarían dispuestos a cambiar sus costumbre alimentarias. 

El conductor Jesús Sánchez, manifestó que tras 20 años de labor su salud le pasó factura y a causa de su mal estilo de vida, fue sometido a una extirpación de riñón. 

Cuando uno se ve obligado a cambiar los hábitos ahí si lo hace. Antes tenía jornadas laborales largas, almorzaba a deshoras, comía muy mal y no descansaba. Todo eso junto desarrolló una enfermedad irreversible”, indicó Sánchez. 

De interés: Contratos laborales digitales tienen igual validez que los regulares: Mintrabajo

También agregó que el tráfico de la ciudad produce en los conductores altos niveles de estrés. 

Ante esta situación, la terapeuta dijo que “dentro de este factor se puede identificar que al no llevar a cabo estas actividades que nacen del gusto e interés de cada quien, se llegan a presentar altos niveles de estrés que se puede somatizar en condiciones de salud”.

Finalmente, la especialista resaltó que las molestias osteomusculares son multicausales, teniendo que ver con los estilos de vida (si son o no saludables), el acondicionamiento físico, las condiciones laborales tanto del entorno físico como social. 

“Se puede identificar que más del 90 % de los taxistas caracterizados tiene alto nivel de probabilidad de presentar una molestia o enfermedad osteomuscular por causas como posturas mantenidas por más de dos horas, escaso tiempo de descanso diario y entre semanas, jornadas de trabajo de más de 12 horas y altos niveles de estrés por las condiciones del tráfico”, concluyó.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido