Cargando contenido

Con marchas y arengas, los empleados de la IPS exigen el amparo del derecho al trabajo.

La clínica fue cerrada a mediados de julio por la Secretaría de Salud del Tolima
Cortesía - Gobernación del Tolima

La Clínica Esimed de Ibagué lleva más de dos meses cerrada por disposición de la Secretaría de Salud del Tolima, tras no cumplir con los estándares exigidos por la ley.

Esta situación ha generado la reacción de los 560 trabajadores que han adelantado mítines de protesta, para exigir a las directivas que implementen  un plan de mejoramiento que permita habilitar nuevamente los servicios a cerca de 200 mil afiliados de la EPS Medimás en el Tolima.

María Estela Salazar Oviedo, enfermera jefe y presidenta del Sindicato de Trabajadores de la Salud en Colombia (Sintrasaludcol), afirmó que el prolongado cierre de la clínica representa un impacto social y económico para la región.

"Somos 560 trabajadores entre médicos, enfermeras, camilleros, personal administrativo y de servicios generales que tenemos compromisos familiares y deudas que no hemos podido cumplir, por el tiempo que llevamos inactivos", dijo Salazar. 

Afirmó que mas que las deudas que tiene la clínica con sus trabajadores, lo que más les interés es que reanude sus labores.

"Lo más grave que nos puede pasar y que debemos evitar, es que se tome la decisión por parte directivas de cerrar la clínica, que ocasionaría la pérdida de puestos de trabajo en una ciudad como Ibagué, que presenta altos índices de desempleo", advirtió. 

Antes de terminar esta semana, los trabajadores adelantarán un nuevo plantón frente a la sede de la clínica, sobre la Calle 60.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido