Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Las versiones en español, italiano y polaco de Wikipedia suspendieron el servicio en protesta por la posible reforma del ente europeo de derechos de autor que el Parlamento Europeo tratará este jueves y que, de aprobarse, "dañaría significativamente la Internet abierta".

"En lugar de actualizar las leyes de derechos de autor en Europa y promover la participación de toda la ciudadanía en la sociedad de la información, la directiva amenazaría la libertad en línea e impondría nuevos filtros, barreras y restricciones para acceder a la web", señaló un comunicado de Wikipedia.

Además, agrega que "si la propuesta se aprobase en su versión actual, acciones como compartir una noticia en las redes sociales o acceder a ella a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas en Internet; la misma Wikipedia estaría en riesgo".

Por ello, han decidido apagar su servicio durante todo el 4 de julio y hasta la mañana del 5 del mismo mes, que es el momento en el que se habrá producido la sesión del Parlamento Europeo en su sede en Estrasburgo (Francia), que debe votar si respalda el texto ya aprobado por su Comisión de Asuntos Jurídicos.

Si respaldase este texto se daría luz verde al inicio de negociaciones con el Consejo de la Unión Europea para reformar la directiva, pero en esta ocasión la Eurocámara está muy dividida, con más de 80 eurodiputados que han presentado objeciones, por lo que el resultado es incierto.

"Defendamos una red abierta" es el lema de esta campaña de Wikipedia, que es apoyada desde las ediciones en inglés y húngaro de la enciclopedia, pero sin suspender el servicio como lo han hecho en la española, italiana y polaca.

Sin embargo, los ponentes de la nueva directiva afirmaron en Estrasburgo que plataformas como Wikipedia no se verán afectadas por la nueva normativa.

Los eurodiputados, liderados por el cristianodemócrata alemán Axel Boss quisieron, en la víspera del voto en el pleno de la Eurocámara para confirmar el mandato de negociación, desmontar la "campaña de noticias falsas" que aseguran están llevando a cabo los grandes portales de Internet como Google.

"Nos enfrentamos a una campaña muy malintencionada y cargada de argumentos falsos, como que la futura normativa puede afectar a Wikipedia, una plataforma que se excluye expresamente", señaló Voss, quien explicó que la normativa pretende que "los autores en Internet reciban un pago justo por sus contribuciones".

El último en mostrar su apoyo a la reforma ha sido el compositor y cantante del grupo The Beatles, Paul McCartney, quien envió una carta a todos los miembros del Parlamento Europeo para que mañana apoyen una normativa que no se ponía al día desde 2001 y que cree apoyará a los autores y artistas europeos.

Una de las partes más polémicas del borrador de ley es el artículo 13, que propone que las páginas web puedan seguir albergando vídeos musicales, siempre y cuando se garantice que los trabajos protegidos por derechos de autor no estén disponibles cuando no se haya acordado una licencia específica para su publicación.

Fuente

EFE

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.