Cargando contenido

rcnradio.com



Según la reciente encuesta anual de consumo móvil: Siempre conectados: ¿Bendición o maldición? realizada por Deloitte, se evidenció que las personas reconocen que deben controlar el uso de su celular, pues el 78% de los encuestados considera que lo usa demasiado.

Según las cifras, más de la mitad de los encuestados afirmó que utiliza su teléfono mientras ve televisión o películas. El 45% lo usa en el transporte público. El 39% afirmó utilizarlo en el trabajo, donde se registra el incremento más importante, pues en 2016 solo un 22% lo usaba en su espacio laboral.

Otros incrementos marcados de uso se dieron en momentos de compartir con familiares y amigos, pasando del 21% al 33%. También mientras realizan compras alcanzando el 31%, registrando un incremento del 10% frente al año anterior.

"En la medida en que las capacidades y funcionalidades del teléfono inteligente continúen incrementando y este dispositivo continúe su proceso de innovación, podemos esperar que el uso del teléfono inteligente sea cada vez más intenso por parte de la base de usuarios colombianos que aumenta cada día” dijo Nelson Valero, socio líder de la industria de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de Deloitte.

En 2020 empezaría a operar la telefonía 5G en el país


La encuesta evidencia que la preferencia por las tabletas incrementa con la edad. En personas entre los 35 y 45 años, el 45% respondió que cuenta con uno de estos dispositivos; el 38% de quienes tienen entre 25 y 34 años afirmó tenerla, mientras que solo el 31% de los jóvenes entre 18 y 24 las utilizan.

La actividad más realizada con el teléfono inteligente es mirar videos cortos, el 59% de los encuestados lo hace, seguida por la revisión de redes sociales que alcanza el 54%. Aumenta el consumo de contenidos como películas, música y noticias, pero ninguno supera el 36%.

La aplicación que más utilizan los colombianos es WhatsApp con el 79%, seguida por Facebook que registra el 64%. Instagram solo llega al 47% y Twitter se ve rezagada con el 25%.

“No es un secreto que el uso del teléfono inteligente trae consigo algunos riesgos que no debemos desconocer, pues ha invadido nuestra privacidad y recolecta mayores volúmenes de información personal que debe protegerse y utilizarse según lo establecido por la regulación local”, dijo Valero.