Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Una persona a punto de consultar sus redes sociales
Colprensa (Referencia)

Cada vez son más frecuentes los casos de ciberacoso, pornografía infantil, sexting y grooming (intercambio de contenido sexual entre dos personas), que se presentan por el inadecuado y acelerado uso de las redes sociales por parte de menores de edad.

Un estudio de la universidad Manuela Beltrán reveló que los riesgos para los menores cuando navegan en la internet son infinitos y que aunque no existe una edad determinada para poder permitir el ingreso a esas plataformas, sí debe existir un grado de maduración mental para que sean capaces de poder asumir cierta información.

Luis Barragán, psicólogo Social de esa institución, indicó que "pensar que un niño maneje redes sociales en términos de la edad es abstracto, lo mejor sería notar un punto del desarrollo en términos de la maduración cerebral, que es mucho más complejo medirla porque estaremos hablando de que un niño tenga la capacidad cerebral de poder decidir frente a lo que se encuentran las redes sociales, de lo que es bueno y lo que es malo".

Más información: Diseñan una aplicación para acabar con las injustas prácticas del gota-gota

Agregó que "entonces no diría necesariamente a qué edad debería tener esta posibilidad, sino si su personalidad es apta para determinar lo que está bien y lo que está mal".

El experto se refirió a los riesgos a los que se ven expuestos los menores que acceden a ese tipo de plataformas. "Los riesgos en redes sociales son  infinitos, en la medida en que el menor está abierto a muchísimas cosas que se puede encontrar y que en este caso no tiene la capacidad de poder analizar frente a las consecuencias que puede tener el material o las cosas que pueden encontrarse en las redes sociales", precisó.

Agregó que "sería muy difícil poder describir necesariamente cuáles son los riesgos y mejores es como contemplarlo en la medida en que el niño no entienda claramente los efectos de lo que encuentra en redes sociales".

Le puede interesar: YouTube anuncia medidas contra desinformación sobre el aborto

Finalmente, el psicólogo Luis Barragán aclaró que no hay efectos psicológicos cuando se restringe el uso de las redes a los menores.

"Los efectos psicológicos de que un padre restringe a un hijo el uso de redes sociales claramente son nulos, más bien es una manifestación comportamental a manera de “pataleta” que exponen los niños cuando se les quitan estos elementos, pero visiblemente no  está manifestando  un trauma psicológico o que esto vaya a generar que el menor produzca alguna alteración anímica".

Concluyó que "creo que el papá debe explicar por qué lo restringe y cuáles son las consecuencias del mal uso del mismo".

Fuente

sistema integrado de información.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.