Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Logo de Google
AFP

Francia impuso a Google una multa de un millón de euros por elaborar una "clasificación engañosa" de hoteles basada en sus propios criterios, que substituía la clasificación oficial, anunció este lunes la brigada de fraudes francesa.

La agencia brigada de fraudes abrió su investigación en 2019 después de que los propietarios de hoteles protestaran porque Google estaba asignando estrellas en base a sus propios criterios, y no a las estrellas reales otorgadas por la agencia de desarrollo turístico France Atout.

Para aumentar la confusión de los usuarios, el gigante estadounidense utilizaba el mismo sistema de una a cinco estrellas que France Atout. 

Lea también: Alternancia en aulas de clase en Colombia llega al 59 % de cobertura

Al realizar las comprobaciones, el organismo de control descubrió que varios hoteles tenían una calificación inferior a la oficial, mientras que otros tenían más de las que debían, "una práctica especialmente perjudicial para los consumidores, que fueron engañados sobre el nivel de servicio que podían esperar". 

El hallazgo de "prácticas comerciales engañosas" se presentó ante la fiscalía de París, que propuso un acuerdo de 1,1 millones de euros que Google aceptó. 

No es la primera vez que Google se encuentra en el punto de mira de los reguladores franceses. En diciembre, la agencia de protección de datos CNIL multó a Google con 100 millones de euros por colocar cookies publicitarias en los ordenadores sin obtener el suficiente consentimiento previo de los usuarios.

El mes pasado, el gigante estadounidense firmó un acuerdo con grupos de medios de comunicación franceses sobre el pago de derechos de autor digitales, tras meses de lucha contra los pagos ordenados por los tribunales a raíz del endurecimiento de la legislación digital de la UE. 

Le puede interesar: Senado aprueba citar a testigos en el juicio contra Donald Trump

Desde septiembre de 2019, Google restableció en su servidor el orden de estrellas de Atout, en lugar del suyo propio formado a partir de "criterios personales", según la investigación, que denuncia una práctica particularmente dañina para los consumidores y engañosa sobre las prestaciones que pueden esperar de un alojamiento.

Según Google, antes de dicho cambio, la clasificación reflejaba una nota atribuida en función de diversas informaciones procedentes de terceros y disponibles en línea, mientras que ahora se basan únicamente en la información de Atout.

El gigante estadounidense tuvo que pagar 150 millones de euros en diciembre de 2019 por imponer reglas opacas a sus anunciantes en el motor de búsqueda abusando de su posición dominante en el mercado.

Fuente

EFE y AFP

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.