Cargando contenido

A través de esta herramienta se busca además la comunicación de los pacientes contagiados con sus familiares.

Investigadores e instructores de Antioquia crearon un robot que ayuda al personal médico en la atención de pacientes con COVID-19
Esta tecnología se ha aplicado en países como Corea del Sur, China y Japón, en
donde la atención y cuidados médicos a través de la robótica cada vez ha ganado más fuerza.
Cortesía: Prensa Sena

El Sena, seccional Antioquia, iniciará pruebas de un robot con capacidades para medir la temperatura de pacientes aislados y facilitarle la comunicación con su familia y personal de salud, el cual sería útil para atender personas contagiados de la COVID-19. 

El robot, desarrollado por investigadores e instructores del Centro de Tecnología de la Manufactura Avanzada del Sena, fue diseñado para brindar soluciones tecnológicas a necesidades planteadas por profesionales de la Clínica Universitaria Bolivariana (UPB) en Medellín, en donde se preparan para la llegada de posibles casos.

De acuerdo con Carlos Mario Estrada, director General del Sena, "hemos venido estableciendo alianzas, hemos trabajo con universidades, con instituciones científicas y con empresas del sector privado, para desarrollar diferentes dispositivos y elementos que permitan hacerle frente a la pandemia".

Lea también: Vicepresidenta propone dar utilidades a los trabajadores para incentivar la productividad

Indicó que "nuestros centros de formación son fábricas y en ellos formamos a los aprendices, y ahora, durante esta emergencia, se están convirtiendo en centros de producción para entregarle herramientas al cuerpo médico colombiano y ayudarlos en su valiente lucha contra la COVID 19.

Especial desde España: Lo más difícil es ver a los pacientes decir adiós por videollamada

Los investigadores, perteneciente al Sistema de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico (Sennova), también analiza la posibilidad de que el robot pueda entregarle a los pacientes, insumos o medicamentos de administración oral, al igual que la toma de temperatura.

"Esto sería posible solo en pacientes contagiados que se encuentran aislados, pero no en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)", explicó Estrada.  

Entre tanto, señaló que "la comunicación que permite este asistente, se lleva a cabo a través de una video llamada en altavoz, cuidando así al médico tratante y al personal de enfermería, se estima que con el Robot, se reducen las interacciones físicas de cuatro profesionales por paciente, lo que minimiza el riesgo de contagios". 

Otra de las funciones que se espera cumplir a través del robot, es la comunicación de los pacientes contagiados con sus familiares mediante esto con el objetivo de contrarrestar episodios de depresión o ansiedad, por ejemplo. 

Le puede interesar: El ABC para que los colombianos varados puedan retornar al país

“Todo parte de una necesidad que se tiene en el mundo, y es generar mecanismos de control de la infección ya que la población hospitalizada por la COVID-19 requiere comunicación con sus familias y contacto con el personal de salud, dado el aislamiento al que deben someterse”, aseguró Juan Guillermo Barrientos Gómez, director Científico de la Clínica UPB. 

El robot pesa 23 kilos, y mide 40 cm de ancho, 40 de largo y 1.30 cm de alto. Cuenta con sensores para la toma de temperatura y permite una distancia con el paciente de seis centímetros aproximadamente. Se maneja a través de una aplicación que funciona con el sistema operativo Windows y los comandos de control se envían por WiFi.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido