El más reciente estudio realizado por Digiware sobre las tendencias de seguridad informática 2016 - 2017, reveló tres casos especiales que se podrán ver en el próximo año, por tanto, resaltó que el 80% de los ciberdelincuentes pertenecen a bandas criminales organizadas. Según esta compañía la primera tendencia es el malware avanzado, que se presenta como un archivo de uso común donde normalmente tiene la extensión de documentos, PDF, excel, word o imágenes JPG. El archivo prolifera fácilmente porque son de uso común y además, en las aplicaciones más usadas de chat, se está dando la posibilidad de compartir documentos. Normalmente las personas gastan meses en detectar el daño, pero se podría identificar con un antivirus o simplemente obviando el e-mail que tiene el archivo dudoso. Sin embargo, en este caso de los virus avanzados, es más complicado manejarlo porque son diseñados para pasar la mayoría de barreras de seguridad. La segunda tendencia según Digiware, que representa el 20% de los ataques, se refiere al riesgo de los usuarios privilegiados en las empresas, esto quiere decir que los empleados que saben las contraseñas de los correos, archivos o data importante de las compañías representan riesgo porque tienen malas prácticas digitales y se comparten las claves. La última tendencia es el ransomware, un tipo de extorsión en línea que encripta todos los datos de una empresa y después le pide a su dueño un dinero específico. Esta tendencia representa el 10% de los ataques en latinoamerica y se ha convertido en un negocio rentable para los ciberdelincuentes que son en muchos casos bandas criminales organizadas. "Los ciberdelincuentes buscan información privada de las compañías o de las personas para poder extorsionarlas,  no devuelven la información o bien, amenazan con hacerla pública", afirmó Andrés Galindo, director de negocios de Digiware.