Cargando contenido

Foto referencial de Ingimage



Según las tendencias de seguridad informática para el año 2018 de Eset Latinoamérica, la democracia corre un riesgo alto por la falta de estándares de protección de datos de los ciudadanos; además, las noticias falsas son otras de las causas de riesgo que generan confusión en las personas a la hora de votar.

RCN Radio habló con Maximiliano Cantis, mananger de Eset Colombia, quien explicó que la piratería en la democracia podría influir en las elecciones latinoamericanas del 2018 como lo será en Colombia con los comicios parlamentarios y presidenciales.

"Hay dos preocupaciones, primero el voto electrónico, cuán seguro es y la pregunta que se hace la gente es si realmente un ciberdelincuente puede cambiar el rumbo de una elección y por otro lado qué influencia tienen las redes sociales con los engaños y las falsas noticias que empiezan a aparecer en medio de estos procesos", afirmó Maximiliano.



En el primer caso de afectación a la democracia se dieron dos ejemplos en la región, Argentina y Brasil, donde se implementó el voto electrónico pero al final se conoció quién ejerció el derecho y por qué candidato se decidió.

Teniendo en cuenta que el próximo año hay elecciones en Colombia, hay que decir que no existe una seguridad total de la información y por tanto, el Gobierno puede reforzar las medidas de seguridad informática.

"Hablar de seguridad 100% en el mundo, es irresponsable decir que existe un país 100% seguro. Hay caminos que se van haciendo, Colombia va hacia una mejora notable y tiene una diferencia importante con respecto a Latinoamérica con la protección de datos y también cómo se van alineando con las políticas internacionales", explicó el experto.

Al respecto, consultamos a la Registraduría Nacional del Estado Civil y su equipo de comunicaciones afirmó que del tema no dan declaraciones ya que la seguridad informática es un campo delicado y no creen pertinente hablar de esto en el marco de campañas políticas.

Otra de las predicciones se refiere a la privacidad en la era de la tecnología, y aclaran que los datos son la nueva moneda para los consumidores que esperan disfrutar de un software a bajo costo o sin costo, lo que lleva a los proveedores a ingresar al negocio de recolección de datos aumentando los riesgos relacionados con la privacidad.

Finalmente, hay que aclarar que aunque el Gobierno no tiene certeza de una seguridad total de los datos de los colombianos en las elecciones, se pueden tomar medidas para cuidar la democracia; cada uno debe ser consciente de las noticias que encuentre en las redes sociales, no compartirlas si no son de una fuente confiable y ademas, el Gobierno podría plantearse si implemantar el voto electrónico traería consecuencias para la libertad y el voto secreto.