Cargando contenido

La plataforma de Disney está usando a su favor las debilidades de su competencia.

Logo de Disney +
Logo de Disney +
AFP

Es un hábito y para algunos hasta necesidad. La cortina del entretenimiento se ha desplazado ampliamente al streaming, un mercado que está siendo aprovechado por las grandes productoras y compañías de tecnología que buscan atrapar suscriptores con sus contenidos.

Tras 10 años de existencia, al menos de manera masiva, estos servicios ofrecen miles de horas de entretenimiento a sus audiencias y ahora las estrategias se presentan como factor diferencial. ¿Qué ofrecen otros servicios que no tengan sus competidores?

Vea también - Terminator: Dark Fate, sufre en la taquilla

Con el cable relegado y la oportunidad para los usuarios de pagar por contenidos que pueden ver en cualquier momento y dispositivo, productoras como Disney, con su nueva plataforma Disney Plus, buscan destronar a Netflix en un mercado que, en principio, parecía monopolizado.

Pero las cosas han cambiado y Disney está usando a su favor el contenido exclusivo, no solo respaldado por nuevas producciones sino también por sus clásicos de todos los tiempos y producciones exitosas.

Pero la estrategia que ahora mismo tiene en desarrollo con el lanzamiento de su plataforma es simple. Disney promete no sacar de su plataforma ningún contenido; estará siempre allí para que las personas lo vean.

"Con Disney+, los aclamados clásicos de la bóveda de Disney ahora serán transmitidos en un hogar permanente, incluyendo a Blanca Nieves y los Siete Enanos, Pinocho, Cenicienta, El Libro de la Selva, La Sirenita y El Rey León -la colección completa de 13 películas, The Signature Collection- estará disponible desde el primer día", aclaró un vocero de la compañía.

Lo anterior es evidentemente una contra-apuesta a Netflix, que mes a mes está rotando su catalogo, algo que no a muchos usuarios le ha caído bien. Y aunque algunas de las nuevas producciones han tenido un impacto importante, hay quienes quisieran repetir contenidos o tenerlos allí siempre.

Netflix
AFP

Esta rotación de contenido, entre otras cosas, depende de los derechos que tienen las productoras para mantener en su catalogo ciertos títulos, pero en el caso de Disney, sus contenidos serán su baluarte.

"Hasta ahora Netflix ha vivido un cuento de hadas, pero en adelante la aventura va a ser más peligrosa", dijo el analista Daniel Ives, de Wedbush Securities. "Durante los próximos seis meses, seremos testigos de una batalla sin cuartel por la atención del consumidor".

El 12 de noviembre ingresará a la cancha con todo el poder de su reino encantado la plataforma Disney+, que pondrá a disposición sus catálogos de "Star Wars", Pixar y Marvel, una parte de los cuales ofrecía hasta hace poco Netflix, así como programas de Fox ("Los Simpson") y documentales de National Geographic.

Consulte ademásBogotanos, a usar correctamente las patinetas eléctricas

"Cuando la gente comenzó a renunciar a los canales por suscripción, Disney se dio cuenta de que necesitaban acceso directo a los consumidores", dice Gene del Vecchio, experto en marketing de la USC Marshall School of Business.

"Entonces Netflix dijo: 'Si Disney está transmitiendo sus propios contenidos, me interesa producir los míos'. Los socios se convirtieron en rivales, y entramos en un mundo donde se necesita tener a la vez contenidos propios y canales de distribución propios", explica. ¿Quién ganará la batalla?

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido