Un desarrollador reveló otra de las características que tendría el próximo iPhone que presentará Apple en septiembre y que se espera se conozca como la versión 8.

Según Computer Bild, el botón de inicio se podrá modificar e incluso cambiar de color, sin embargo, este debería ser entonces de un color llamativo para diferenciarse de los programas que se tengan descargados.

Por tanto será un botón virtual, que además se podrá determinar si aparece o no en la pantalla.

La pantalla del nuevo iPhone sería OLED, sin bordes y de 5.8 pulgadas, todo esto para que la zona que está alrededor del nuevo botón de inicio esté libre para navegar con pestañas personalizadas.

Se espera que el nuevo equipo sea lanzado en el acostumbrado encuentro de septiembre en Sillicon Valley.