Hace pocos días se conocieron unas supuestas versiones de Hugo Ospina, el líder del gremio de taxistas en Colombia, en el que le solicitaba a la Superintendencia de Puertos y Transportes multar a los usuarios de Uber ya que considera que ellos también, actúan de manera ilegal. Al respecto, la plataforma Uber respondió y aseguró que la solicitud representa la violación del libre derecho de elegir un servicio de movilidad. Así escribió el vocero de Uber: "La sola insinuación de persecución a los ciudadanos por ejercer su derecho a escoger libremente una alternativa de movilidad segura y confiable es preocupante” Y agregó: “El futuro de la movilidad en Colombia no puede definirse bajo amenazas de particulares”. De esta forma, los representantes de Uber en Colombia consideran que las instituciones son las que deben garantizar la libertad a los colombianos de escoger en qué se van a movilizar, por lo que expresaron su confianza en el Estado para ello. Así mismo, enviaron un comunicado relacionando un estudio en el que revelan que el 83% de los conductores de taxi encuestados, no son propietarios del taxi y de ese total, el 42% lo arrienda y el 41% son conductores por contrato.