La nueva droga preocupa a las autoridades estadounidenses por los efectos que genera en los individuos que la consumen.